Búsqueda personalizada

31 marzo 2006

El nuevo clima



El planeta se calienta! Y lo hace muy rápido; es lo que aseguran investigadores que se ocupan del estudio del cambio climático. Y tal afirmación no es una conclusión irresponsable de algún ambientalista sectario, si no de años de recolección e interpretación de datos.

Las evidencias (que en este caso si existen y no se limitan a simples acusaciones lanzadas a la opinión publica, basadas en supuestos) de las que se sustentan, son los vestigios geológicos y ecológicas del daño causado por la humanidad.

Por ejemplo, la temperatura de la tierra a aumentado 0.6 ºC, suficiente calor como para ocasionar un vertiginoso deshielo; “proceso que en condiciones normales ocurriría en tiempos geológicos, ahora está sucediendo en el curso de una vida humana”. Un ejemplo de esto es la disminución del 10% del área de los polos, el desvanecimiento y hundimiento (5 m) del antes impenetrable y sólido permafrost en Alaska (EEUU), el adelantamiento del rompimiento primaveral del hielo y el retrazo de su congelamiento, y la desaparición y reducción de varios complejos glaciares en diferentes lugares del mundo; Tal es el calor que al cabo de 30 años, varios habrán desaparecido y con ellos su capacidad de producir agua.

Como consecuencia de este deshielo, esta fluyendo mas agua al océano, entibiándolo y expandiéndolo; esto poco a poco ha ocasionado un aumento global del nivel mar y un hundimiento del litoral a razón de 1 m / siglo. Después de ver este dato algunos pensaran, tanta “araraca por un metrico,” Pues si, ya que mas de 100 millones de personas en el mundo viven a 1 metro o menos del nivel del mar.

Con el aumento del nivel del mar, se afectan directamente las playas; que después de erosionarse se las tragara el océano (subsidencia). Este proceso cambiara la dinámica de las corrientes marinas y su salinidad, perturbación que echará a perder los estuarios y ríos en su trayecto mas distal y traerá nefastos efectos para el clima.

La relación entre la química atmosférica y el océano es indiscutible, tanto que la primera es culpable de cambios en la corriente termohalina (temperatura y salinidad) y de la perdida de habilidad, que el océano tenia, de absorber los ¾ del CO2 que hoy por hoy, producimos los humanos.

Toda esta problemática climática se debe al gran cambio que ha tenido nuestra atmósfera en los últimos 150 años. El incremento en la concentración del CO2, del gas metano y del oxido nitroso (los llamados gases de efecto invernadero) en ella, ha sido el “impulsor del cambio climático”.

Lo mas insólito es que los humanos no somos los únicos seres que han notado el cambio; el calentamiento ha impactado a cientos de especies animales y vegetales, entre estos una de pingüino (Adelia) que debido a la reducción de la Antartida y por ser dependientes de hielo, han visto reducida su población en un 66%, el pez con que se alimentan se ha movido a aguas mas frías y otra especie de estas aves (Papúas), de aguas mas templadas, ha ocupado su zona. Mariposas migratorias europeas han ampliado sus territorios 240 Km. hacia el norte, plantas europeas que florecen una semana antes y mudan sus hojas 5 días antes en otoño, aves británicas empollan 9 días antes que hace un siglo, y ranas que se aparean 7 días antes.

Casos como los anteriores suceden, porque el calentamiento afecta profundamente los ecosistemas de todo el mundo; mientras los animales y las plantas, se están adaptando al cambio climático, modificando sus territorios, sus fechas de migración y sus periodos de reproducción.

Existen especies interdependientes, que podrían disminuir o sobrepoblarse al perder sincronización; como las mariposas de Edith que se han extinguido en un 80% debido a que la planta boca de dragón se marchitan antes de tiempo; los caribúes disminuyeron su población debido a que los pastos retoñan y se secan anticipadamente evitando que los terneros ganen el peso suficiente para resistir el invierno.

Algunas especies que vienen migrando paulatinamente a latitudes más altas en busca de un mejor medio ambiente, pero que pueden en cualquier momento quedar acorraladas entre el polo y la civilización; un ejemplo de ello son las focas anilladas y los osos polares, en particular los segundos están sufriendo de desnutrición, tanto que su masa corporal es un 15% menor y si los cálculos no fallan para el 2070 no existirán mas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Your site is on top of my favourites - Great work I like it.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.