Búsqueda personalizada

31 marzo 2006

Santiago de Cali Una Ciudad Ambiental


A Santiago de Cali se le conocen innumerables facetas, por tal razón no nos parece extraño escuchar de propios y extranjeros, que se refieran a Cali como ciudad deportiva, universitaria, empresarial, cívica o rumbera, pero muy poco se escucha de la Cali ambiental.

Al igual que afirmamos sin modestia que: ”Cali es la ciudad mas rumbera de Colombia”, debido a su cultura musical, a la consagración como los mejores bailarines, a la cantidad y variedad de establecimientos para tal fin y a la masiva concurrencia a ellos; podemos afirmar (con un poco de prudencia) que la Sultana del Valle puede encajar en el concepto de ciudad ambiental.

Y quien lo dice? Tal afirmación se basa en que, Cali, alcanzó un nivel deseable en las escalas de indicadores ambientales idóneos para tal fin, estas importantes herramientas son usadas para calificar si las medidas que se tomaron sobre el ambiente, arrojan resultado óptimos o desfavorables un ejemplo de estos ítems podrían ser: la calidad del aire y agua, porcentaje de erosión, cantidad y variedad de flora y fauna, calidad sensible del paisaje, uso del suelo, estabilidad económica, retorno social, educación, estilo de vida, etc.

Tales niveles deseables en los indicadores se han logrado gracias a la construcción de parques y zonas verdes, la marcada y diversa arborización, el control a niveles de contaminación y un grado aceptable de gestión social, económica, cultural y humana (aceptable desde la perspectiva de ciudad importante de un país en vía de desarrollo). Otros niveles se han alcanzado por cualidades heredadas de la madre naturaleza, como la variedad de espacios naturales (no prístinos).

Ahora bien es necesario que el caleño armonice con la idea de conocer, proyectar y trabajar en este aspecto; y al tiempo promoverlo entre turistas, aventureros, empresarios, gobernantes interesados en esta temática, investigadores y medios de comunicación foráneos y nacionales, como promovemos la ya reconocida y rimbombante feria.

Así pues para ser consecuente con lo anterior y conocer y apreciar la diversidad de plantas, animales, suelos, relieves y masas de agua que tiene nuestra “tierra madre, feraz tierra buena”, podemos visitar algunos espacios naturales como los ecoparques: (los pisamos, Bataclan, el Lago de las Garzas, la Bandera) las riveras de los 7 ríos, los cerros tutelares, el parque de la salud, el parque natural farallones de Cali, el topacio, pico e’ loro (tomando ciertas medidas de seguridad), cada uno representativo de los ecosistemas formados en la antigüedad y que posteriormente fueron intervenidos y recuperados por el hombre.

Recordemos que esa diversidad de ecosistemas, es un colagge de flora y fauna, como consecuencia de estar localizados en un piedemonte de cordillera regado por seis ríos, y en un valle formado por un séptimo, a una altura que varia entre los 950 y los 1.000 msnm, a una temperatura que fluctúa entre 23 y 25°C y una precipitación promedio de 1.000 mm/año, pero que gracias a los Farallones de Cali y su efecto de barrera sobre las nubes que vienen del Pacifico, el sur de la ciudad es notablemente mas húmedo que el norte.

También podemos disfrutar de las arboledas artificiales como: el parque del amor, el parque de San Antonio, el parque del bosque, el zoológico, el nuevo jardín botánico, los clubes sociales y centros recreativos, nuevamente las riveras de los ríos pero en su trayecto urbano, y la gran cantidad de pequeñas zonas verdes, separadores viales, y los jardines y calzadas caleñas que parecen bosquecitos.

Este apego por los gigantes verdes hacen que Cali sea un jardín botánico gigante, habitado por samanes, ceibas, acacias, guayacanes, guaduales, palmeras, mortiños, balsos, caracolies, cedros, nogales y por una diversa gama de animales, algunos de ellos difíciles de encontrar como ardillas, martínes pescadores, pájaros cucú, carpinteros, faras, iguanas, serpientes, murciélagos, etc.

En cuanto a los niveles de contaminación, a Santiago de Cali le favorece su tamaño, hábitos de consumo, civismo, conciencia ambiental y el sentido de buen gusto y estética de su población (dentro de su contexto cultural), además la administración publica hace una aceptable gestión y control de residuos y emisiones atmosféricas (aunque se debe mejorar) para no sobrepasar a limites perjudiciales de contaminación.

Para concluir, hago un llamado a equilibrar la balanza ambiental con lo social, económico, cultural y humano, aspectos que también hacen parte del medio ambiente de nuestra ciudad, e invito a todos los caleños a que conozcan, valoren y disfruten a la Cali verde; para que, de este modo, la conserven para siempre. Esperando Que los nativos y extranjeros disfruten de su naturaleza como han sabido disfrutar de su salsa.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

What a great site, how do you build such a cool site, its excellent.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.

Anónimo dijo...

weno me parece muy interesante ya que con esto podemos concientisar a las personas de lo que le estamso causando a cali